Un pequeño soplido y desapareció todo

Y la fotografía de hoy, una pequeña flor de diente de león y detrás un gran atardecer. El sol posando sobre ella, provocando un pequeño vacío en esta fotografía a mi parecer. Bueno hoy te vengo a platicar un poco sobre algo tan cotidiano, tan simple y tan complicado como lo es la vida. Momentos que pueden ser tan largo o tan cortos, y ahí la importancia de siempre disfrutarlos.

Se nos ha concedido un pequeño momento

Quiero pensar que al menos en más de una ocasión has pensado en la vida, en su significado, cuando puede durar o si hay más de una. Y en todas las veces que al menos yo me lo he preguntado e independientemente de cuál es la respuesta creo que debemos de aprovechar este pequeño momento que se nos ha concedido en este universo.

Y que importa… solo disfruta

Y que importa por quién fue concedida la vida, o quién te la quita. Yo creo deberíamos pensar en cosas como mantener unidos a todas las personas cercanas a ti y disfrutar esos momentos de felicidad junto a todo ellos. Pero y quizás pienses, “Yo soy solitario y prefiero andar solo, vivir solo…” y cosas por el estilo.

Pues nada de eso importa realmente como disfrutes la vida, solo, acompañado, estando en un solo lugar o viajando por distintos lugares. Solo creo que debe disfrutarse, vivir el momento, si algo ya pasó ya no tratar de vivir en ese momento dejarlo ir. Y pensar a futuro, pero no te martirices mientras piensas en él o lo planeas. Deja que todo fluya.

Flor de diente de león, con un atardecer de fondo espectacular.
Contraluz en plano detalle de una flor de diente de león, con un rojizo atardecer de fondo espectacular.

“Solo fue un pequeño soplido… era demasiado frágil para aguantar”

Javier Pelcastre

Y es lo que siempre he tratado de hacer porque la vida es solo un instante y puede ser tan frágil como esta pequeña flor de diente de león, que con un pequeño soplido de pronto desapareció todo. Terminó todo sin siquiera saberlo, apenas y te enteras cuando ya es solo el final sin siquiera poder regresar.

Espontaneidad…

Esta fue una fotografía que realmente ni siquiera fue planeada, estaba tomando algunas fotos a mi novia por su cumpleaños y ella encontró esta pequeña flor e intentamos algunas fotos mientras soplaba. Al final se me ocurrió ponerla a contra luz con el sol en ese bello atardecer y ese fue el resultado.

Espero puedas comentar o compartir, me encantaría saber qué piensas acerca de mi fotografía y escrito del día de hoy. También te invito a seguirme en mi página de Facebook y mi Instagram para que puedas ver más de mi trabajo. Y si ya lo haces puedes recomendarme con alguien más si así lo deseas, saludos.

¿Te ha gustado? ¡Tómate un minuto para apoyarnos en Patreon!

Become a Patron!

Deja un pensamiento