El poder del silencio

¿Te ha sucedido que estás en alguna discusión o debate en donde están atacando constantemente tu persona, tu forma de pensar, tu opinión o algo preciado para ti? Quiero creer que todos hemos pasado por eso, y sé lo frustrante que es escuchar todo eso y no querer explotar diciendo un montón de argumentos; o atacando y definiéndote constantemente, y si de causalidad contestas a todo eso la otra persona hace lo mismo y así se genera una gran confrontación con no tan positivos resultados.

Entonces si contestar o defenderte no siempre es la mejor opción para evitar agrandar el problema ¿Cuál es la solución o alternativa?

Yo no soy un experto, pero he recibido un buen consejo de un familiar cercano, el cual es «Guarda silencio, escucha«. Debo admitir que suena más fácil de lo que realmente es, puesto que es muy complicado aprender a escuchar y dejar de oír simplemente, y más aún si el coraje o frustración te hace querer contestar.

Palmera editada con un contraste rosa y verde.

¿Por qué guardar silencio y aprender a escuchar?

La mayoría de los problemas en una discusión son ocasionados por hablar sin pensar o simplemente por no saber escuchar. Algunas veces ni siquiera es necesario contestar, únicamente escuchar, así la otra persona desahoga todo lo que debe sacar y eso puede ayudar bastante.

Es muy complicado lo sé, más aún si te están atacando verbalmente. Pero aquí viene la otra ventaja, si tú aprendes a escuchar, una vez que esa persona haya dado sus argumentos y sacado todo tú puedes contestar madura y correctamente, bien argumentado o incluso mejor. El hecho de no contestar por contestar puede hacer que la otra persona titubee y comience a errar, algo que dará ventaja a tu discurso bien trabajado.

Pero esa no es la única ventaja, siempre es mejor evitar problemas. Aprender a escuchar y guardar silencio te permite mantener la calma maduramente, no hablar sin pensar y así evitar problemas más grandes. Aprender a escuchar no es sinónimo de debilidad, todo lo contrario, puesto que no cualquiera tiene la capacidad de hacerlo; practícalo, no solo para problemas sino para cualquier cosa es muy importante aprender a escuchar. Nunca sabemos a cuántas personas podemos ayudar escuchándolos.

Del mismo autor: Tardes de fotografía en cuarentena

Espero tengas un buen día y que mi texto, así como fotografía haya sido de tu agrado. Te invito a seguirme en mi Instagram donde comparto mi trabajo, un saludo.