Menú Cerrar

Un lugar para afilar nuestra hacha

Lo que está pasando en estos momentos suele ser muy estresante y todos tenemos la necesidad de ya salir de casa. En este artículo te comparto un paisaje que se encuentra en el lugar donde resido y al mismo tiempo reflexionar sobre nuestro comportamiento para con el planeta. La contaminación en nuestros suelos, agua, aire es un problema que en lo personal veo que nadie le toma importancia. Al contrario, todo mundo se enfoca en sacar un provecho de esto sin medir las consecuencias que ello conlleva y nos afecta a todos.

«Comprendemos la naturaleza resistiéndola»

Gaston Bachelard

Esta frase me ha impactado de forma importante en mi vida. Desde hace un tiempo tomé la decisión de alejarme de la ciudad, de la rutina y comenzar en un lugar cerca de la naturaleza y me he dado cuenta que mientras más cuido de la naturaleza, más aprendo de ella. Como lo es el producir nuestros alimentos que conlleva aplicar conocimientos sobre esto, y al final cuando las semillas que plantaste dan frutos lo considero como un pequeño logro.

Paisaje visto desde Macanguí, La Misión, Hidalgo.
Hermoso paisaje natural visto desde Macanguí, localidad de La Misión, Hidalgo. Cuida a la naturaleza, para que ella cuide de ti.

Es necesario alejarse de todo y tomarse un respiro

Recuerdo una historia que mi abuelo me contaba. Se trataba de dos leñadores en una competencia para ver quién al final del día cortaba más arboles. Al día siguiente iniciaron la competencia, entonces uno de ellos comenzó con ahínco y sin tomar un descanso. Al escuchar que su competidor cada hora descansaba 10 minutos él con más ganas cortaba los arboles. Y al final del día el leñador que no se tomo ningún descanso, confiado que el no descansar le había hecho cortar más árboles, se llevó la sorpresa de que sólo había cubierto la mitad que su competidor. Entonces éste le pregunta ¿si tu descansabas cada hora cómo es posible que hayas hecho el doble? Entonces él le contestó —Me detenía a afilar mi hacha— . Esta historia la asocio con nuestra vida, que es necesario «afinar nuestra hacha» para poder ejercer mejor nuestra vida.

Del mismo autor: ¿Cuánto vale tu tiempo?

Espero tengas un buen día y te agradezco por leerme, esta foto la tomé en un lugar llamado Macanguí, Hidalgo, México. Puedes seguirme en mis redes sociales donde continuamente subo parte de lo que hago como diseñador.

¡Regálame una calificación!
5 votos

Relacionado

2 comentarios

  1. liclion

    Comparto tu punto de vista, estimado amigo mío, ojalá pudiéramos afilar nuestra hacha sin tener que talar literalmente los árboles de nuestra querida y amada madre naturaleza, saludos desde México

    • Saul Mhuz

      Asi es mi amigo, debemos parar en ocasiones a afilar nuestra hacha y crecer como sociedad para vivir mejor

¡Quiero saber tu opinión!

A %d blogueros les gusta esto: