Atardecer con nubes
Vista a detalle de un curioso atardecer.

El eterno acecho de las nubes

¿Puede funcionar tomar como inspiración el sol para nosotros? Me explico: el sol sale rutinariamente, a la misma hora todos los días no importa lo que suceda, no importa que tan nublado esté, el sol sigue ahí, aunque nosotros no seamos capaces de verlo, el sol brilla con todas sus fuerzas día con día. Considero posible y necesario tomar como fuente de inspiración el sol, puesto que así deberíamos vernos a nosotros mismos. Vivimos día a día, algunos de esos días serán nublados, lluviosos y despejados, pero nosotros no debemos dejar de brillar, como el sol.

Las nubes en la vida fuera de las metáforas son hermosas, moldean formas únicas con colores que contrastan con el cielo de una manera armónicamente exquisita (como lo muestro en mi fotografía) los días lluviosos traen consigo vida a la tierra y muchos beneficios más, pero para este escrito tomo los días nublados y estas asombrosas nubes como los días malos, los días donde suceden acontecimientos que nos dificultan y entorpecen la existencia. Pareciera que esos días son eternos ¿no? Pero debemos brillar, como el sol, por más nublado que el día esté, debemos brillar.

Atardecer con nubes
Vista a detalle de un curioso atardecer.

¿Dar para brillar?

«El amor está en el dar« en el libro titulado El arte de amar escrito por Erich Fromm explica como el amor, la felicidad y el dar van de la mano. El amor es una actividad, no un afecto pasivo; es un «estar continuando», no un «súbito arranque», en el sentido más general, se puede decir que el carácter activo del amor es fundamentalmente dar, no recibir.

Puede manejarse principalmente para el amor romántico, pero aquí lo quiero tomar como un amor general, hacia la vida, la amistad, la familia, etc. Y, retomando el acto de brillar, pese a la adversidad me parece fantástico cuando vas a comprar un regalo para X persona importante para ti, lo entregas y ves la felicidad que has causado en él/ella ¿Has notado la felicidad que eso te trae? Y tú no recibiste nada, tú diste y estás más feliz que si lo hubieras recibido. Puede ser algo no material, claro, sin duda. Como el tiempo, la escucha, la atención, etc.   

Atardecer con nubes
Vista completa de la fotografía.

Puede que me haya desviado un poco del tema principal, pero creo fue un buen consejo para nunca olvidar esa pequeña satisfacción de felicidad que otorga el dar. El punto final es que sin importar las adversidades o lo complejo de tu situación no debes olvidarte de brillar, de salir adelante, de resistir y persistir.

Si mi post fue de tu agrado y las fotografías capturaron tu atención te invito a seguirme en mi Instagram en donde subo todo mi contenido visual, un saludo, y hasta la próxima.

Más artículos
Sed de aventura, presa de San Antonio

Preparando para ti…

A %d blogueros les gusta esto: