Fotografía misteriosa de una simple ventana.
Fotografía misteriosa de una simple ventana a blanco y negro.

¿Es el miedo lo que nos mantiene vivos?

Cuando hablamos de miedo se cree que es un tema con índole negativo, que significa algo malo o algo contraproducente para nosotros; yo pienso que en parte no es del todo malo. El miedo es una reacción psicológica que afecta al individuo físico ante un peligro inminente ¿Qué significa esto? Viéndolo de una manera más detallada, es el estado de alerta en el que entramos cuando una amenaza está al acecho de nosotros. La variedad de estímulos o amenazas que pueden producir esta alteración en nosotros es tan extensa que me es imposible enumerarla aquí, de igual forma sería muy complicado puesto que no para todos los seres humanos las mismas amenazas significan el mismo estado de alerta.

El nivel de miedo que algún factor provoca en el ser humano varía dependiendo del individuo, por ejemplo, la «acrofobia» (Akra: altura / Fobia: miedo) miedo a las alturas; algunas personas tienen un inmenso miedo a las alturas, en mi caso no me provocan gran vértigo estas mismas. Existen tres factores para la obtención de estos temores.

El primero de ellos es el transmitido a través de la cultura: este se trata de aquel temor que nuestro contexto comparte, el miedo a determinado animal, la precaución hacia cierta planta venenosa, etc.

El segundo «por aprendizaje vicario»: en esta no es necesario tener contacto con el estímulo pues basta con observar la reacción de un sujeto ajeno a nosotros para activar este sentimiento.

El tercero y más complejo es «Por condicionamiento clásico»: El humano no le teme a una araña desde el nacimiento, le teme porque al igual que con el aprendizaje vicario observa en sus semejantes, en televisión, videos, imágenes, etc. reacciones negativas, gritos y llantos, sinónimos de peligro ante una araña; el niño al ver estas acciones con frecuencia termina por adquirir el miedo irracional a la araña aunque esta jamás le hayan atacado o hecho daño alguno.

Fotografía misteriosa de una simple ventana.
Fotografía misteriosa de una simple ventana a blanco y negro.

El miedo y la supervivencia

Pero el miedo tiene una finalidad en nosotros, puesto que muchas veces estos miedos son un «huye de aquí» un «ten cuidado». El miedo activa nuestros instintos de supervivencia, agudiza nuestra atención y nos permite muchas veces evitar accidentes o acciones que pueden poner en peligro nuestro bienestar y salud.

Por eso es recomendable siempre prestar atención a nuestros instintos, no ignorar las señales que nuestro cuerpo nos envía; el miedo no es malo, solo es una advertencia para tener cuidado.

Espero este post haya sido de tu agrado, te invito a seguirme en mi Instagram y compartirlo en tus redes sociales, un saludo.

Más artículos
Montañas de Fray Francisco, Hidalgo

Preparando para ti…

A %d blogueros les gusta esto: