Contraluz de sol y ramas de árbol.
La luz, ingrediente importante para la fotografía y fundamental para la vida.

La sensibilidad del ser

Sensibilidad, biológicamente hablando hace referencia a los sentidos (gusto, oído, olfato, tacto y vista) estas capacidades nos permiten captar estímulos externos a través de las «sensaciones».

Si nos desviamos un poco hacia la etimología de la palabra «sensibilidad» procede de la palabra «sensum» cuyo significado es «sentido». Si analizamos mi texto anterior podemos acertar al decir que sensibilidad va de la mano con el «sentir». Pero considero que estos términos más que físicos y externos también juegan un papel importante dentro de nosotros un poco más allá de lo físico, de lo superficial.

Ser sensibles

Conectando lo antes ya aclarado me atrevo a decir que el «sentir» va más allá de lo físico, de lo tangible, aunque no alejado de ello. Cuando hablamos de sensaciones ya sea felicidad, tristeza, miedo o angustia detrás de ellas hay un causante, una fuente. Puede ser amor, odio, cansancio, vergüenza entre muchas más.

De pequeños cuando algo nos irritaba, llorábamos, nos enojábamos y gritábamos, no nos importaba guardarnos ese sentimiento. Cuando crecemos vamos perdiendo la facilidad para expresar nuestros sentimientos, nos volvemos duros y perdemos la sensibilidad para expresar nuestras emociones y sentimientos de manera correcta o mínimo de la forma que realmente nos place hacerlo. En una palabra, nos volvemos un tanto «insensibles».

Contraluz de sol y ramas de árbol.
La luz, ingrediente importante para la fotografía y fundamental para la vida.

El ser

Considero importante expresar nuestros sentimientos de manera adecuada, sin importar que sentimiento sea, sacarlo, liberarlo y compartirlo a quien debe ser compartido es fundamental para completar este ciclo de comunicación y no dejarlo morir dentro de nosotros.

Puede que no le den mucha importancia a esto, pero es increíble la cantidad de parejas, amigos o familiares que puedes llegar a perder por esta falta de sensibilidad y comunicación. Sin mencionar que esta científicamente comprobado que el principal causante de muchas enfermedades son emociones albergadas dentro de nosotros, como el enojo u odio.

La buena comunicación y la empatía son fundamentales para lograr esto, siempre que sea posible te invito a expresar lo que sientes sin miedo a nada. Es mejor a guardarlo y que nunca sea conocido. Espero mi texto haya sido de tu agrado y la fotografía deleitado tus ojos. Si te gusta mi trabajo te invito a seguirme en Instagram en donde comparto mi trabajo visual, no olvides expresar lo que sientes. Adiós.

Más artículos
¡Estrenamos podcast!

Preparando para ti…

A %d blogueros les gusta esto: