El bosque, uno de mis lugares favoritos
El bosque, uno de mis lugares favoritos.

Un viaje de introspección, autoconocimiento

2020 se terminó, un ciclo cerró y uno nuevo comenzó. Como ya todos sabemos, paso casi de todo, además de los problemas habituales con los que normalmente lidiamos, se agregó a la lista una pandemia, ¡quién lo diría! Muchos de nosotros no la pasamos tan bien, algunos la pasaron peor, para muchos otros quizá fue uno de los mejores años de su vida, para mí, en lo personal fue uno de los mejores, a pesar de todo lo que sucedió, el aprendizaje que tuve ha sido uno de los más grandes hasta ahora.

El bosque, uno de mis lugares favoritos
El bosque, uno de mis lugares favoritos.

Libertad y aceptación

El encierro que vivimos y seguimos viviendo ha ido más allá de lo físico, el no sentirnos libres y no aceptar la situación nos ha hecho sentir limitados, el no poder decidir a donde queremos ir, o lo que queremos hacer me hace pensar que la libertad no es más que una ilusión. Pues constantemente estamos condicionados a hacer algo o no hacerlo, vivimos en constante cambio, donde la aceptación juega un papel importante en nuestras vidas, pues si somos capaces de aceptar que las cosas pasarán y aprenderemos de ello, seguramente así será.

Agradecimiento

El bosque siempre ha sido de mis lugares favoritos, donde puedo ir a encontrarme, a conectar conmigo mismo y con la madre naturaleza. Donde puedo ir a reflexionar, meditar, tener un momento para mí, pues es en esos momentos donde siempre hago un viaje de introspección en mi interior y logro conocerme mejor, donde siento todo a mi alrededor y una de las cosas en las que más pienso es en agradecer, gracias 2020, me has traído amor, comprensión, conciencia, serenidad, paciencia, un enorme aprendizaje y grandes cambios, nos has enseñado mucho como seres humanos, nos has abierto el panorama para ser más consientes y responsables, con nosotros mismos y en colectivo.

Gracias por haber leído este post, ¿a ti cómo te trató el 2020?, déjame un comentario para saberlo, si te gustó este post te invito a dejar un like y seguirme en mi Instagram si quieres ver más fotografías de naturaleza como ésta.

Redactor de contenidos
  1. No te mentiré, ha sido uno de los peores años de mi vida, teniendo en cuenta que llevo arrastrando problemas desde 2016 y se van encadenando unas con otras. Me alegro que por lo menos haya personas que han salido de un año que no ha sido el mejor para muchos, con algo bueno que decir.

    1. La vida es sabía, es inteligente y las cosas que has vivido te han formado como ser humano, a veces cargamos piedras en el camino y nos hemos acostumbrado tanto que anestecia las ganas de vivir, y tiempo después te gusta y crees que es parte de ti seguir cargándola, pero no es así, a veces el sufrimiento es opcional, no dejes que nada ni nadie opaque la existencia de ti misma. Suelta lo que te hace daño y ve que en cada una de las situaciones de la vida siempre hay una bendición escondida.

  2. A mí el 2020 me trajo un poco de todo. Fue positivo y negativo. Reconozco que el principio de la pandemia, con su confinamiento, no me resultó demasiado difícil. Al contrario, casi agradecí ese parón laboral después de 20 años. Aprovechar para dedicarme a mis aficiones, disfrutar de la tranquilidad… Pero el intento de volver a la rutina (sin poder hacerlo en realidad) me ha ido desgastando hasta llegar a final de año completamente abatida y agobiada, al borde de la depresión. Sinceramente, estaba deseando que se acabara el año, aunque el nuevo no signifique un gran cambio (al menos por ahora…)
    Saludos

    1. Vaya que fue y sigue siendo difícil para muchos de nosotros, un gran abrazo para ti, espero que lo que has vivido le des un buen significado y las cosas pronto den un buen giro a tu favor 🙂 saludos!

¡Déjanos tu opinión!

Más artículos
Palmera sobre cielo azul

Preparando para ti…

A %d blogueros les gusta esto: